viernes, 26 de junio de 2009

Las Eras Gastronómicas

La Historia de mi familia se divide en Eras. De esa forma, con mis hermanos, podemos posicionarnos rápidamente en un período histórico determinado y contextualizar una situación. Estas Eras están definidas por acontecimientos gastronómicos específicos que se extendieron en un lapso de tiempo determinado y marcaron a fuego nuestra existencia... ya sabemos gracias a quien, no creo que sea necesario mencionarla.

Pongo un gráfico de las Eras y duraciones relativas (click para agrandar):



La Era de la Sopa (licuada): Primitiva y espantosa como suena, en esa etapa todo era verde musgo. Siempre la relacioné con el Pantano del Hedor Eterno por su consistencia y por cómo burbujeaba de la misma forma sobre la hornalla de la cocina. Por otra parte, la imagen mental que me quedó es la de Caldo Primordial.

La Era de la Milanesa de Soja
: La etapa desértica y sin sabor. Meses y meses donde lo más sabroso de la comida era el vaso de agua con el que pasar esa pasta pegajosa por la garganta.

La Era de la Sopa de Repollo (Dieta de la NASA): La hacía en olla tipo regimiento, así que sabías que SIEMPRE estaba porque se calentaba en microondas y antes de cada comida.

La Era del pollo al horno: Un respiro exquisito y simple.

La Era de los brotes de soja: La comida principal podía cambiar, pero la guarnición era siempre de gusanos blancos.

Era del Pez pollo con hinojo: Al horno y sin nada más. No fue tan mala, pero mis hermanos la sufrieron mucho. Por suerte se matizó con la Era de las Empanadas Nocturnas (que siguió durante bastante tiempo).

Era de las Supremas de Pollo: Unida a la de las Empanadas Nocturnas, fue la Edad de Oro de la gastronomía familiar.

Era de las Carnes: Habla por si misma... Mi madre en esa época hacía dieta macrobiótica.

Era de las Tartas: Tartas variadas (de verduras) y abiertas (con una sola tapa). Fue la última en la que estuve antes de mudarme. No era mala, pero tampoco la mejor. Siempre quedará en nuestra mente la era dorada de las Supremas de Pollo al horno.


3 comentarios:

mara dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=XmecyCCdknk&feature=fvst

te podés sentir identificado =)

DeVezEnCuando... dijo...

"La Edad de Oro de la gastronomía familiar."
Jajajajajaa... La acidez es de madre? O de quien la heredó?

El Cíclope Catódico dijo...

Esta muy bueno, Mara. En cuanto al abrigo, la frase de mi madre era "ponete el pulover que te cubre el pechito".

DeVezEnCuando... no es acidez... es la triste realidad.

¡Si te gustó lo que leiste, compartilo!