jueves, 8 de diciembre de 2011

Mimadre, cuando nos quiere llamar por nuestro nombre, siempre dice el de los otros dos, nunca el de uno y finalmente nos termina preguntando. Sería algo así:

"Tuhermano, Hermana... ¡vos nene! ¿cómo te llamás?" 
(hay que decirlo rápido)

----------------------

jueves, 1 de diciembre de 2011

Adivina adivinador.

.   Mucho tiempo antes de que Mimadre les tirara el I-Ching a sus amigas por e-mail, era aficionada a las cartas astrales. 
.   En esa época pre-internet , había un zapatero remendón que, tomando la iniciativa de Mahoma, se iba casa por casa preguntando si necesitaban sus servicios. Esta mente brillante de la mercadotecnia y la diversificación, como anexo al negocio de zapatero tenía el de hacer cartas astrales a las mismas señoras que les arreglaba los costosos zapatos a un módico precio. Un genio el tipo.  
.   Osea que, cada dos o tres meses, el tipo pasaba y por el triple del precio que costaba remendar los zapatos, cuando te devolvía el trabajo terminado, también traía la fotocopia del mapa estelar del día de tu cumpleaños y unas siete páginas escritas a mano que presagiaban un futuro con olor a pegamento. 
.   Las estrellas veían un pasado lleno de viajes alrededor del mundo y auguraba nuevos horizontes exóticos y fascinantes. Claramente se leía en la huella lumínica que los astros dejaron el día de su natalicio, que uno de sus descendientes triunfaría en los deportes. No en un deporte individual sino en un deporte de equipos. Estaba ya marcado en el destino astrológico de mi madre su nutrida historia profesional y una carrera llena de logros como recompensa del esfuerzo y el esmero. De esta manera, el zapatero la transportaba en un viaje a través de los tiempos, navegando las desconocidas aguas del destino en el océano cósmico; guiándose por faros celestes y distantes, pero certeros. 
.   Tan acertados eran los hechos mencionados del pasado que lo comentó a la hora de la cena, nos leyó algunos fragmentos y se preguntó cómo era posible que el tipo haya acertado con precisión quirúrgica a algunos acontecimientos, como que mi hermano jugaba al fútbol. 
.   Mi padre, que estaba escuchando en silencio mientras terminaba de comerse una naranja, se saco dos semillas de la boca, las dejó en el plato y dijo: Está todo acá. Y señaló con el brazo la habitación. Tenés dos máscaras venecianas, ese cuadro de Grecia, las Mamushkas... evidentemente viajaste y posiblemente lo hagas otra vez. Atrás tuyo hay una foto de Tuhijito festejando un gol en el campeonato, un par de trofeos y una medalla; deporte de equipo. Y en cuanto a lo otro, ya sabe que vos trabajas en la universidad y están estos adornos que te dieron como recuerdo de los congresos de no se qué y no se cuánto. Mientras vos vas a ver si tenés algún zapato roto, el tipo se queda en el comedor recabando información. 
-----------------------


lunes, 19 de septiembre de 2011

Esta entrada se encuentra relacionada con el post ANTERIOR.

Mucho tiempo después, realizamos una premiación con una cena y todas las pompas que la ocasión merecía y Mimadre fue ganadora del galardón a la "MEJOR ESCENA CATÁSTROFE". Cuando subió al podio a recibirlo, sus palabras fueron:

"Muchas gracias por el premio, no lo habría podido hacer sin ustedes"

lunes, 12 de septiembre de 2011

Premio a la mejor escena catástrofe.


Cuando éramos chicos, una de los divertimentos más sanos que teníamos con mis amigos era hacer "películas". En una de esas "superproducciones" sucedió lo que van a ver a continuación. 

Se recomienda a madres y padres susceptibles no mirar este video ya que puede ocasionar crisis emocionales, ataques psicóticos y principios de paranoia con sus hijos.

Los nombres de las personas involucradas han sido censuradas para preservar su integridad física y moral:

video

-----------------------

lunes, 15 de agosto de 2011

Educando a una madre.

.   Mimadre tiene una extraña manera de abrir algunos empaques de productos. Para abrir un pomo de mostaza, por ejemplo, corta directamente ambas tapas de forma transversal y al ver que no sale nada, mete una aguja de tejer por el agujero para romper el cierre de papel. Para abrir un sachet de mayonesa de los que vienen con una decorativa boquita en forma de estrella, directamente le corta una de las puntas con un cuchillo. Aquí debajo podemos ver claros ejemplos:

 


.   Otra particularidad que tiene es que, cuando a los envases les queda aproximadamente un cuarto de contenido los abre de lado a lado como para "sacarle lo último que queda". Inevitablemente es tanto lo que faltaba que no se termina todo en ese momento y luego queda el empaque de "barbacoa" varios días en la heladera, despanzurrado como un borrego.



.   Hace unos días, mis dos hermanos se estaban quejando de estas cosas y mi hermana le dice que de todas maneras lo que la saca más de quicio es la forma de abrir mal los envases de jugo o leche que tienen el piquito vertedor.

.   Mimadre lo hace de la siguiente manera: Levanta la tapa del pico y aprieta el dedo hasta que hunde el precinto de aluminio. En la operación, por lo general, suele saltar parte del contenido hacia afuera y el cierre metálico queda de tal manera que, por un lado es incómodo porque queda un pedacito hacia afuera que no deja cerrar el envase, pero no lo suficiente como para poder agarrar la tira y sacarla del todo. Una alternativa que tiene es meterle cuchillo como si fuese una representación en miniatura de Psicosis, de Hitchcock.

.   Ella pregunta que si no se abren de esa manera, cómo es que se abren. Mi hermana agarra un envase de leche, abre el piquito, le muestra que hay una solapita de la cual tirar y gentilmente levanta su mano, abriendo el envase. Maravillada, Mimadre sentencia: "Qué cosa, a esta edad ser educada por los hijos"

-----------------------

lunes, 1 de agosto de 2011

Una de sus frases más célebres, nos fue heredada de Homero:
Cuando emitíamos algún improperio,

"¡Qué palabras se han escapado del cerco de tus dientes!"

-----------------------

jueves, 28 de julio de 2011

Mandá "MADRE" al 2020

.     Una vez que los hijos nos fuimos de la casa, Mimadre se construyó un refugio personal para trabajar. Un gran loft sobre el fondo del terreno con acceso independiente. La construcción principal se preparó para ponerla en alquiler temporario. Más como un hobbie que como un emprendimiento económico, es una entrada nada despreciable.

.     En cierta ocasión apareció un tipo que quería alquilarla por unos meses, en lugar del habitual "algunos días". El hombre dijo que si necesitaba él le pagaba todos los meses juntos y que de cuánto era el depósito y a Mimadre el alarde de entrada le resultó extraño. No le cobró ninguna seña, el tipo pagó el primer mes por adelantado a la firma del contrato y al hacerlo, sacó un fajo de billetes evidenciando que "la plata no es mi problema".
.     En ese primer més, cuando esta persona quería saber dónde estaba algún utensilio de cocina, o algo de ese estilo, le comentaba alguna cosa a Mimadre, quien se enteró -sin demasiado interés- de algunos detalles de la vida del tipo, como que tenía a la ex mujer con los hijos en la ciudad, que los chicos habían empezado en tal secundario, que pensaba venirse a trabajar a la ciudad, que necesitaba unos meses mientras se acomodaba y establecía el negocio, que era de decendencia turca y de alguna manera seguía esa tradición que da la gastronomía y cierta idiosincracia, etc.
.     Antes de que se cumpliera el segundo mes, Mimadre necesitaba viajar hacia Buenos Aires así que le dice al tipo que ella no va a estar pero que no se preocupe por el dinero porque le puede pagar cuando ella vuelva. El tipo rápidamente atina a decirle que si quiere le puede pagar en unos días antes de que se vaya, a lo que por supuesto mi madre se negó.
.     Pasaron unos 15 días hasta que volvió de Buenos Aires y no lo vio como por una semana. Cuando finalmente se encuentran, él le dice que no tiene la plata en el lugar y que si puede pagar en unos días. A la semana de que el tipo no hacía acuse de recibo; va hasta la puerta del frente, le toca el timbre y le pregunta cuándo le puede pagar y él le dice que al otro día le va a dar el dinero. Finalmente, entre una cosa y otra, no lo ve por unos días más. Nunca lo veía en la casa, le tocó en varios horarios pero nunca contestaba nadie; hasta que se cansó, agarró la copia de la llave y entró.
.     ¡El tipo se había ESCAPADO! ¡Y no solo eso! Había dejado todas las luces prendidas y las estufas al máximo; había alguna que otra cosa rota y todo tan sucio que por el estado de descomposición de algunos sobrantes de comida supuso que el tipo se había ido hacía algunos días y de apuro.
.     Mimadre buscó el contrato donde figuraba el número de celular y lo llamó. Se da una discusión en la que finalmente el tipo le corta. De más está decir que el tipo no le contestó más. Mi madre estaba tan enfurecida con la actitud del tipo que comenzó una lenta tortura: mensajitos de texto.
.     Comenzó con mensajes casi inocentes tales como: "Debería darle vergüenza escaparse así y quedar debiendo dinero"; "se olvidó una campera en el ropero, pero para recuperarla tendría que volver y pagar lo que debe".
.     Luego, inició una venganza más elaborada. Buscó quién era el pope de la colectividad turca argentina y le escribió "envié un mail a xxx xxx preguntando si conocía a Eltipo y diciendo que esa persona se escapó y me debe dinero". Eltipo le respondió diciendo que cómo iba a hacer esa barbaridad. Doble golpe; Mimadre se dio cuenta que el tipo leía los mensajes, solo era cuestión de saber que cuerdas tocar. A partir de ahí la venganza fue en escalada para ver a dónde saltaba el tipo.
.     Buscó a aquellos que compartían apellido en la guia y comenzó a enviarle mensajes de este estilo: "llamé a tal persona y le pregunté si conocía a Eltipo porque me había quedado debiendo mucho dinero." Como él era de la ciudad, sabía que en algún momento la iba a pegar con alguien... y cada tanto el tipo respondía.
.     Luego se transformó en una diversión y comenzó  a escribirle a horas inusuales: a las seis de la mañana, cuando ella suele comenzar su día; o a las tres de la madrugada, cuando toma un vaso de agua.
Tras la etapa de diversión comenzó la de chivo expiatorio. Cualquier inconveniente que tenía, se lo descargaba mandándole un mensaje al pobre tipo que, para este entonces, no puedo mas que imaginar que nunca creyó que no pagar le iba a costar tan caro. 
.     Llegaba una boleta de luz astronómica, mensajito; tenía que hacer una cola enorme en el banco, mensajito; algún problema burocrático en la universidad, mensajito, cualquier cosa que pasara, mensajito, mensajito, MENSAJITO. 
.     Lo más llamativo es que el tipo cada tanto contestaba, es decir que seguía leyendo los mensajes y esto renovaba el interés en el juego de buscar el próximo nivel. Mimadre ya casi había agotado sus recursos; aunque para ser sinceros, para este entonces sentía que el pobre tipo había más que pagado su deuda.
.     Un día, después de enviarle un mensaje casi desganado, tuvo una epifanía maliciosa. Una jugada magistral y desesperada que evidéntemente reavivaría las brasas:

"llamé al colegio de sus hijos preguntando si sabían donde podía localizarlo ya que se escapó sin pagar y me debe tal cantidad de dinero".

.     Fue el último mensaje que envió y nunca pudo saber si hubo una respuesta porque ese día no sabemos si le robaron o perdió el celular en una acto inconsciente de algún tipo de remordimiento.

---------------------



jueves, 10 de febrero de 2011

Vamos de paseo pi, pi, pi

Mimadre nos invitó a mis hermanos y a mi a unas vacaciones en Río de Janeiro.

GROSA

Nada más que decir.
-----------------------

lunes, 7 de febrero de 2011

Cuando vamos en auto, en la ruta:

"Nene... el piecitoooo"

-----------------------

miércoles, 2 de febrero de 2011

Las madres, animales de costumbres.

.     El Hombre es un animal de costumbres. Tanto es así que algunas prácticas adquiridas en la niñez / adolescencia nos quedan tan grabadas a fuego en el cerebro que parecen manías patológicas que los demás no comprenden.
.     Hay uno de estos hábitos de Mimadre que siempre me llamó la atención por su complejidad para llevarlo a cabo como ella lo hace regularmente y lo sencillo de la "nueva forma" de hacerlo.
.     Mi madre, para lavar la vajilla con agua caliente, pone agua a hervir en una pava. Si hay mucho para lavar, la he visto poner una olla grande al fuego.

.     Creo que si una ventaja nos ha dado el mundo moderno es abrir una canilla y que salga agua caliente, pero ella sigue poniendo la pava a calentar para lavar los platos... eso sí, pone la pava sobre una cocina supermoderna, carísima y cromada que se compró, aunque a la hornalla la prende con fósforos en lugar del chispero eléctrico que trae incorporado...

... yo por lo menos uso encendedor en lugar de fósforos.
-----------------------

¡Si te gustó lo que leiste, compartilo!