jueves, 14 de enero de 2010

Nuevo Año, Nueva Sección: Las amigas de mi madre.

. En cierta ocasión, Mimadre y una amiga se encontraban al mismo tiempo en Capital Federal. Una tarde calurosa de ese verano, se fueron a pasear juntas por Santa Fé. Se encontraron temprano por la mañana para caminar, pasarse los chismes, hablar de política y respirar todo el smog de la city porteña. Digamos: para hacer esas cosas que hace la gente de las provincias cuando viene a Buenos Aires: disfrutar de la ciudad de una manera que los porteños, por lo general, no pueden.
. A medida que se acercaba el mediodía, el implacable sol capitalino comenzaba a incordiar de manera punzante sobre las cabezas de las dos señoras. Cortando Santa Fe hasta Corrientes, se encontrarían cerca de tribunales cuando se les antojó sentarse en la vereda de un bar, a dejar correr el viento, mientras tomaban una refrescante gaseosa servidas en esos vasos largos con media rodaja de limón y un platito blanco con un par de caramelos ácidos.
. Sentadas bajo una sombrilla, parloteaban y reían mientras miles de personas pasaban a su alrededor en una calurosa y húmeda mañana de un miércoles laborable. Pidieron un par de gaseosas y un tostado para compartir mientras a su lado pasaban hombres de traje y maletín mirando sus relojes, chicas en blusa llevando carpetas, estudiantes secundarios con sus mochilas cargadas, Una ejecutiva a paso ligero, un vendedor de medias y pañuelos, cadetes en motos, taxistas tocando bocina, gente esquivando gente en la batalla campal del sector cebreado del cruce de semáforos, etc. Como el día estaba exasperántemente caluroso, algunas de estas personas llevaban alguna bebida en la mano y tomaban sorbos mientras caminaban. Mimadre seguía hablando y se dio cuenta de que su amiga estaba cada vez más callada y pensativa. Cuando Mimadre le preguntó qué es lo que le pasaba, su amiga le respondió: "Es que hay algo que no entiendo, por qué hay un montón de gente corriendo de un lado para el otro con una gaseosa en la mano, en lugar de sentarse a tomarla en una mesa."
Mimadre se quedó pasmada.


6 comentarios:

madre histérica dijo...

qué manía de la gente preferir andar toda estresada verdad? jajaja

El Cíclope Catódico dijo...

pero, che... te das cuenta!
La gente no sabe vivir...

Florazepam dijo...

Yes sir, explosión de esas con salto y onda expansiva y todo !

Nadasepierde dijo...

Es lo que yo digo...a quien se le ocurre andar como desaforados, y en un dia de calor....
yo quiero vivir de vacaciones tambien!

beso

Sheeba Baby dijo...

La gente de las provincias menos pobladas tenemso esa paja que los porteños nunca tuvieron. Imaginate en Capital alguien tomando mate en el auto cuando sale a comprar al súper. Yo acá lo hago jajajajajaja saludos Cíclope.

no importa quien soy dijo...

sabia la amiga de Tumadre. Muy sabia.

Tiene razón, corremos para todos lados, sin saber para donde ir... gaseosas, celulares, laptops... todo a mil!!!!!

Genial

¡Si te gustó lo que leiste, compartilo!