martes, 3 de agosto de 2010

Memoria emotiva...

Hace unos días... después de una cena... después de haber tomado vino como esponjas... acompañar el café con otra bebida espirituosa de alto contenido etílico... después de haber fumado como escuerzo... después de haber fumado "el postre" con mi hermano... después de que lo primero que me dijo cuando entré fue: "nene, tenés que afeitarte"... después de ponerme una campera de esquimal... antes de salir hacia mi casa...

Yo- ¡Uy, que frío que hace!

Mimadre-(frotándome el pecho y haciendo mueca de "si, hace frio") "bueno, ponete un chalequito, que te abrigue el pechito"

... hace 14 años que no escuchaba esa frase... tuve escalofríos...

12 comentarios:

kit.sch dijo...

no, ma, dejá, ya me puse un lemoncello

YESS dijo...

Después de todo eso tenias frío? te estas poniendo viejo?

Catalina dijo...

Le decís "no tengo chaleco", y cuando te regale uno vas y lo cambiás por algo que te gusta.Cuando te interroga acerca del porqué del cambio le decís que porque tenía una falla.

El Cíclope Catódico dijo...

muy buenos los comentarios... prometo hacer mejores entradas... jaja.

Y si... me estoy poniendo viejo... este invierno no se por que, pero lo estoy sufriendo mucho.

Catalina: eso es mentir... a una madre no se le puede mentir... aunque ellas parecen tener la impunidad de hacerlo todo el tiempo...mmm frases de madres... que cosas.

nadasepierde dijo...

vos te fumas un porro con tu vieja y te quejás??? noooo ya te lo dije...tu madre es grosa, perdonale lo del chalequito... son cosas de madres...

El Cíclope Catódico dijo...

evidentemente mi madre esta siendo tildada de fumanchera... pero no, ella es mas etílica...

Catalina dijo...

Es que voy practicando para cuando sea madre.

Claudia dijo...

jajajajajaja. no sabés cuánto te entiendo. Recién corto con mi mamá. Me dice hija voy para allá si no venís vos.... y también me dio un escalofrío... Mi madre es grossa, pero estoy a mil doscientos kilometros la distancia que necesitaba para desechar frasesitas de sobreprotección como la del chalequito...

MR. MORONDANGA dijo...

Capaz El chalequito luce mejor la nicotina, el colesterol y la cirrosis...

AbrazO!

Ceci dijo...

Las madres nunca dejan de ser madres y los hijos nunca dejan de ser hijos...

Recuerdo a mi Tía diciéndole a mi parima, ya casada y con hijos... "por favor, L. quieres dejar de morderte el labio???"...

Y digo yo, qué mas le dará que se muerda el labio,o no?

Yo tengo la misma mania, mi madre, algún día me dirá esa frase también, cuando esté casada y tenga crios, pero para ella seré yo siempre su cria aunque tenga 50 años.

Liduvina dijo...

Se me piantó un lagrimón. Aparentemente mi sueño de la madre con quien compartir un postre de esos es posible. Lástima que te tocó a vos...

Bueh, mi madre medita conmigo (si de cambiar de estados hablamos). Qué triste.

Liduvina dijo...

Che che che, me autorreciclé y ahora lo escribo

http://liduvinaautorreciclada.blogspot.com/

¡Si te gustó lo que leiste, compartilo!